Descubre el Sexo Anal

Desde hace algunos años han surgido algunos mitos entorno al disfrute de esta forma tan espectacular de hacer sexo. Si bien la sociedad aún no la acepta plenamente eso no le quita importancia dentro del mundo libre. La excitación se da gracias a las variadas terminaciones nerviosas presentes en esta zona del cuerpo. Por ello, el ano es una zona erógena que solo valientes se atreven a explorar, haciéndoles sentir experiencias sexuales verdaderamente intensas.

Múltiples opciones de estimulación

Y es que para tocar este tema no hay que tener ni un solo pelo en la lengua, por ello podemos definir el sexo anal como toda clase de estimulación sexual provocada sobre el ano, ya sean solo caricias con las manos, con la lengua (anilingus) o penetración con juguetes sexuales, dedos o pene. No solo la penetración ofrece opciones, también la masturbación de esta zona genera un mundo de nuevas posibilidades sexuales. Del mismo modo puede considerarse como un complemento de la relación genital, al solo acariciar el orifico anal o simplemente introducir un dedo en pleno coito o masturbación elevará los niveles de excitación inevitablemente.

Riesgos e insinuaciones negativas del sexo anal

A pesar de existir desde hace siglos, se le asocia a cuantiosas connotaciones negativas y mitos, lo que hace de esta práctica silenciada un verdadero tabú del que hablar. Primero debemos señalar que el sexo anal no es anormal, todo lo contrario, las parejas de la actualidad la tienen muy en cuenta en sus rutinas. Deben tener en cuenta las enfermedades de transmisión sexual como VIH, gonorrea, clamidias, entre otras, pues el recto es en extremo sensible y es muy fácil la formación de fístulas o pequeñas grietas que desencadenan infecciones, sobre todo por una mala praxis. Por ello recomendamos el uso de métodos anticonceptivos de barrera para que no represente un riesgo y se pueda practicar de manera placentera y segura.

Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published. Name and email are required